Blogia
Educando en armonia

¡MARAVILLOSO EJEMPLO, SEÑORÍAS!

CARTA A UNAS PERSONAS QUE INEXPLICABLEMENTE OCUPAN LAS MÁS ALTAS MAGISTRATURAS DEL ESTADO (por el bochornoso espectáculo que protagonizaron en el equivocado ejercicio de sus altas funciones)

Estimadas y vocingleras Señorías:

Espero que cuando lean esta carta su salud faríngea se haya restablecido después del animalesco esfuerzo que ustedes desplegaron en la sesión de control al Presidente del Gobierno, Sr. Zapatero, en el Senado, el miércoles 7 de marzo del año en curso.

El motivo de esta carta es para agradecerles su inestimable aportación a la ciudadanía en lo referido al mantenimiento de actitudes cívicas. Efectivamente debo felicitarles por esa representación práctica tan viva y vivida que ustedes hicieron sobre cómo deben comportarse las personas cuando se trata de ser incívicas, antidemocráticas, intolerantes,  groseras, incultas, ... .

¡Qué bien representaron sus Señorías el papel social popularmente conocido como "borregismo sociopolítico"!. Se nota que para llegar hasta donde están han debido pasar unos exahustivos exámenes y pruebas de carácter gamberril (y a fe de lo que vimos y oimos en los diferentes medios de comunicación, debieron superarlos con excelentes notas, pues se percibieron sus grandes capacidades para tamañas tareas).

No crean que estoy ofendido porque sea "ZPeista", no. Mis creencias políticas no andan por esos derroteros; pero lo que ustedes hicieron es, como dicen los jovencitos, "muy fuerte". Pero sí soy educador (además de Ciencias Sociales) y eso me pone en la tesitura de explicar a mis alumnos lo inexplicable.

Yo imagino que ustedes tendrán ideas propias y que sabrán exponerlas con otro talante. También pienso que ustedes tendrán una cosa que se llama "dignidad personal y profesional" y eso debería poner límites al seguimiento ciego de las consignas del partido, ¿o es que ya están haciendo méritos para las siguientes listas y se están preparando para los futuros exámenes de los que hablé al principio de esta carta?.

Me gustaría oir por parte de sus Señorías los argumentos (estoy seguro que saben qué significa ese concepto) que tienen para justificar sus comportamientos. Yo veo muy difícil convencer a más de 150 adolescentes (alumn@s sobre quienes tengo responsabilidad educativa directa) de que ell@s deben tener un comportamiento acorde con lo que se espera de l@s cuidadan@s de un país democrático, cuando las personas que representan las más altas instituciones cívicas tienen unos comportamientos tan incívicos. Es más, uno de ellos, catalogado en el centro como "alumno en grave riesgo social" (predelelincuente, vamos) me dijo cuando tratamos en tutoría el tema que nos ocupa: "profesor, luego dices que por no respetar las normas de clase y no querer estudiar me voy a arruinar el porvenir. Mira estos, ganan un pastón y, encima, son muy importantes. Seguro que ellos eran peor que yo a mi edad.  Me gustaría saber cuantos partes de expulsión les pusieron a la mayoría de ellos cuando estudiaban". Me dejó sin palabras.

Finalmente, quisiera expresarles que ya he entendido por qué ustedes se oponen tan cerrilmente a que en nuestro sistema educativo se desarrolle una materia llamada "Educación para la Cuidadanía": tienen miedo a que se la hagan estudiar y la puedan suspender; o, como dice un viejo y sabio pastor que conozco " a ningún cerdo le gusta que se limpie el fango de la pocilga".

Me despido de ustedes con la esperanza de que algún día el pueblo sabio se comporte como tal a la hora de votar y no permita que personas con comportamientos tan bajos estén en instituciones con miras tan altas.

Se despide de ustedes

Un educador cabreado.

P.D. Para saber más acerca de tan edificante acto cívico pueden consultar la última página de El País del 13-3-07.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

pipi -

hola david
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

lbarriocanal -

http://www.elpais.com/articulo/ultima/Censura/senadores/elpepuult/20070313elpepiult_1/Tes
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres